Feeds:
Entradas
Comentarios

elcaserio-mayo1952_1El Caserío: la voz del inquilino fue publicado por la Autoridad de Hogares de Puerto Rico durante la administracion de Luis Muñoz Marin. Divulgaba el establecimiento y desarrollo del nuevo proyecto de vivienda pública en nuestra Isla, principalmente en la década de los ’50. Un buscador personalizado Google se ha adjuntado permitiendo, de manera limitada, buscar dentro de los textos de estos ejemplares.

Esta colección pertenece a la Colección Puertorriqueña de Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico pero está incompleta y deseamos completarla.  Esta iniciativa forma parte de un proyecto piloto de digitalización de periódicos por el Prof. Javier Almeyda-Loucil,  para lo cual se utilizó un iPhone 5s, el “app” CamScanner, Adobe Acrobat Profressional 8.0 y el servicio de hosting de Homestead.com El enlace para acceder a los 29 ejemplares digitalizados es el siguiente:

http://elcaserio.homestead.com

Screenshot 2015-06-03 13.26.17Esa cifra sería inalcanzable hoy para el gobierno de Puerto Rico dado el alto costo de la infraestructura inicial y por la elevada demanda energética de hoy. Sin embargo, para el 1946 el 43% de la energía eléctrica era generada por 8 centrales hidroeléctricas distribuídas a través de la Isla. Ese porciento durante la Segunda Guerra Mundial subió dado que los submarinos alemanes obstaculizaban la llegada de petróleo. Esto provocó que en ocasiones las plantas de generación por quema de combustible en Puerto Rico, en ese entonces privadas, se quedaran sin petróleo y era la energía generada por las centrales hidroeléctricas de los embalses las que mantuvieron a la Isla con electricidad.

Screenshot 2015-06-03 13.28.32Para el 1934 la producción eléctrica privada se la dividían tres compañías con un valor conjunto en ese año de 7 millones de dólares: la Ponce Electric Company, la Porto Rico Railway Light & Power Company, y la Mayagüez Light, Power & Ice Company. En el sector gubernamental ya para el 1910 se se había creado la Utilización de Fuentes Fluviales (UFF) para proveer servicios eléctricos no provistos por las compañías privadas, que para ese entonces se dice que operaban muy ineficientemente, ofreciendo un servicio de muy mala calidad y a precios excesivamente altos.

Screenshot 2015-06-03 13.25.32La expropiación de estas compañías privadas por parte del Gobierno de Puerto Rico, la construcción de nuevos embalse con centrales hidroeléctricas, la integración y expansión de la red de distribución eléctrica de la Isla, pudieron ser posible por las emisiones de bonos (deuda). Inversiones necesarias para satisfacer la nueva demanda de energía, en buena parte generada por el programa de industralización Manos a la Obra.

No es la primera vez que comparto este artículo de Bolívar Fresneda  (2008) con ustedes pero en esta ocasión le doy una lectura enfocanda en nuestra historia energética y en el aspecto de la energía renovable. A continuación el artículo publicado en la Revista de Ciencias Sociales UPR.

Pages from Arecibo 18 nov 1922Leyendo El Imparcial del año 1922, encontré en su edición del 18 de noviembre un artículo y suplemento sobre la ciudad de Arecibo. El artículo es sobre el origen de esta ciudad y el suplemento lleva el nombre de “Edición Gráfica dedicada a la culta y progresista ciudad de Arecibo.”

Para poder compatirlo con ustedes tuve que digitalizarlo utilizando un iPad 3, el app CamScanner y luego lo subí a la plataforma de publicaciciones digitales ISSUU. A continuación podrás ver cada uno de estos recursos publicados por El Imparcial.

RevistaPuertorriquena1may1893_1
En la Revista Puertorriqueña de Manuel Fernández Juncos colaboraron Stahl, Padilla Dávila, Cortón, Palés, Muñoz Rivera,  J. P. Morales, Brau, Zeno Gandía, Ferrer, Daubón, Gordils, Coll y Toste y las mejores plumas puertorriqueñas. Salió a fines de 1887 y luego de 7 años desapareció en 1893. Hay siete volúmenes publicados con más de 800 páginas cada uno, formando un conjunto superior al de las revistas literarias de Alejandro Tapia y de José Gautier Benítez quienes fueron sus más ilustres antecesores. En sus páginas no sólo publicaron sus colaboradores, sino también sus corresponsales en Madrid y en Paris, y se vertieron al español notables y numerosos trabajos de literatos destacados en el extranjero. Crítica de libros, reseñas culturales y trabajos  de divulgación científica salían con frecuencia en el mensuario. Y aunque las colaboraciones y las reproducciones del exterior superaban en número a los trabajos de los locales, la Revista Puertorriqueña fue sin duda alguna la publicación literaria más importante y de mayor prestigio que tuvo Puerto Rico hasta esa época. Esta información fue tomada del libro El Periodismo en Puerto Rico de Antonio S. Pedreira. A continuación tres números de la revista publicados en 1893.

1 de febrero de 1893

1 de mayo de 1893

1 de diciembre de 1893

vampiro6La historia de nuestros pueblos son ricas en cuentos de fantasmas y hasta de animales extraños. En los ’90 fue el fenómeno mundial del “chupacabra”, al cual se le adjudicaba la muerte violenta de cientos de animales y que hizo famoso al ex-alcalde de Canóvanas, Chemo Soto, por sus pintorescas expediciones intentando atrapar a tan extraño animal.

Sin embargo, una historia que desde niño siempre me impactó fue la del “vampiro de Moca” en el año 1975. Recuerdo que el misterio del “legendario animal” consistía en que aparentemente extraía toda la sangre de sus víctimas y a su vez le dejaba una abertura en el cuerpo del tamaño una moneda. ¿Habrá sido cierto o falso? La realidad es que es una de tantas historias que forman parte de las leyendas y cuentos de nuestros pueblos.

Comparto con ustedes los recortes de periódico de El Vocero para ese año.

“Los faros de Puerto Rico son el producto de un plan maestro preparado por el gobierno en respuesta a las necesidades del comercio marítimo, que para el siglo 19 era la única vía para importar y exportar productos, y la ruta principal para transportar mercancía de un lugar a otro de la Isla. Los requisitos del plan, el estilo arquitectónico dominante en Puerto Rico y la economía de la época se reflejan claramente en la ubicación, el estilo, el tamaño, y la funcionalidad de estos edificios. Aquí se presentan varios elementos comunes a todos nuestros faros para ofrecer una visión unitaria y evitarla repetición en el texto correspondiente a cada estructura.” (tomado de la página 4)

Para bajarlo gratis seguir el siguiente enlace: http://edicionesdigitales.info/FarosPR/farospresp.pdf

puertoricRecientemente descubrí en Internet la colección puertorriqueña de la Biblioteca John Carter Brown de Brown University. Ellos tienen una importante colección de libros o publicaciones de Puerto Rico del primer cuarto del siglo 19 y digitalizada. Indica su página: “Very few imprints have survived or were printed in Puerto Rico in the first quarter of the 19th century. José Toribio Median registered only eight imprints from 1809 to 1817 in his La imprenta en algunas ciudades de la América Española, 1754-1823. The JCB hold sixteen Puerto Rican imprints dating from 1808 to 1828, most of these held by no other institution or otherwise unknown to bibliographers. Among these is the only known copy of El Tapaboca, a satirical piece written against Simón Bolívar and the independence movement in Venezuela. The JCB published a modern edition of this work in 2000.”

El enlace es https://archive.org/details/jcbpuertorico

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.053 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: