Etiquetas

“La primera mitad del siglo XIX tarda a separarse, en Puerto Rico, de la tradición comenzada por Campeche, quien no en vano es decimonónico durante nueve años. Cabeza y cimiento del color puertorriqueño, al morir el maestro, son sus sobrinos, amigos y discípulos los que forman una
primera hornada de pintura isleña, cierto que de calidad muy por bajo de la de José. Pero es hornada merecedora de atención porque con ella se iniciará
un largo movimiento romántico advertible en Puerto Rico con nivel considerable, gracias en parte a los nativos, gracias también a las aportaciones de extraños. Y, de los primeros, importa presentar a los Andino”.

Haya Nuño, Juan A. (1979). La pintura puertorriqueña en durante el siglo XIX. Revista del Instituto de Cultura Puertorriqueña # 84, 22-35.

https://issuu.com/coleccionpuertorriquena/docs/primera_serie_n__mero_84/30

Done a la Biblioteca Virtual de Puerto Rico.
Reciba todos nuestros mensajes directamente a su email.