Esto fue la portada en la edición del 11 de enero de 1964 de la publicación católica EL PILOTO, donde piden la salida del “arte de pacotilla de los templos”. Critican las imágenes de yeso vs. los santos de palo en una parte del escrito, entre otras cosas.

“Cualquier bulto de palo hecho con fervor por el más mediocre
de los santeros posee una dignidad infinitamente superior a
cualquiera de estas baratijas.”

“No hay que perder mucho tiempo tratando de descubrir la falsedad que predomina en nuestro arte eclesiástico. Por dondequiera se ven baratijas en serie hechas de yeso o plástico, los altares abarrotados de ángeles afeminados con bucles y rizos, las vírgenes con ojos entornados hacia el cielo dejando ver el blanco de sus ojos …”

https://issuu.com/coleccionpuertorriquena/docs/el_piloto_11_ene_1964