Etiquetas

,

Acabo de recibir un mensaje que merece ser compartido con ustedes:

“Hace como 5 ó 6 años atrás yo solía caminar por la playa de Ocean ( por la tardecita)  con mi hija y los perros.  Caminábamos desde Uno hasta el Presby, o la pocita de el Condado.  Si iba un día de semana ó en los llamados meses fríos, la playa estaba relativamente limpia.  Era un lugar donde mucha gente iba a caminar.  Ahora si en cambio íbamos un fin de semana a la misma hora, estaba bastante llenita de basura y el tufo a cerveza (sobre todo los sábados y domingos) era impresionante.
    Hace como 8 ó 9 años atrás tuvo dos experiencias en la Ciudad de México. 
    1.  Fuimos a el parque Chapultepec un sábado alrededor de el medio día.  Quiero señalar que la ciudad tiene aproximadamente 25 millones de habitantes y el parque es uno de los lugares donde las familias suelen ir a disfrutar de los laguitos y demas facilidades en el parque.  Me llamó la atención que en el piso no había ni un pequeño pedazo de basura.  La gente estaba  reciclando sus botellas ó hachando los despedicios en los zafacones.  Quiero señalar que el parque estaba lleno de gente. 
  2.  También acerté a estar en la ciudad capital una noche cuando el partido mejicano de pelota (soccer) derrotó a el de los EEUU para cualificar para la copa mundial.  El Paseo de la Reforma que es varias veces mas grande que Ave. Ponce de Leon( cuatro carriles)  estaba lleno de gente, en la avenidad no parecía caber una persona mas.   La estatua de el angel de la indepencia estaba forrado de gente, al punto que el angel no se veía.  Como buena celebración hispana, había comida, refrigerios, música, banderas, quinquallas, etc y duró hasta las horas de la madrugada.  La alegría  de los mejicanos no tenía fin.
   Al día siguiente salí a eso de las 9:00 AM salí de el hotel y me sorprendió la falta de basura en la avenida.  No parecía que  hubiese habido una fiesta la noche anterior.  Gente estaba limpia!!!!
   Si ellos pueden por qué nosotros no.  
   Hay varias observaciones.  Cuando no tienes dinero, vuelves a usar lo que tienes y lo conservas.  Aquí el consumerismo es desmedido.  Fíjense  en el video, la cantidad de neveritas de ‘foam’ que la gente había descartado.  No las regalan.  Observen los objetos que se ven que la gente botó, incluyendo ropa. 

Axxxe”

Al día siguiente de la noche de San Juan:

Anuncios